Enfoques

 

Existen dos maneras de abordar la historia térmica en un marco de orógeno – cuenca, la directa y la indirecta:

 

  • La primera tiene el objetivo de “directamente” delimitar la historia térmica de un orógeno sobre su basamento o sustrato (Fig. 1). Esto permite la inspección inmediata de la historia térmica (exhumación/denudación) para los primeros 15-10 kilómetros de la corteza superior. El sustrato, en este caso, no implica forzosamente materiales cristalinos, volcánicos o metamórficos – pueden ser formaciones sedimentarias que han sido reseteadas a temperaturas más elevadas que las de la zona metaestable, es decir, el termocronómetro de baja temperatura se ha puesto a 0 Ma (ver sección 6).

 

  • La termocronología indirecta traza las marcas de enfriamiento que ya no están presentes en el orógeno ya que la erosión ha eliminado el registro de los primeros estadios de formación del mismo. Esta aproximación no está detallada aquí ya que no es del interés para la prospección de petróleo y gas aunque puede indicar que el enterramiento no ha sido suficiente. De todos modos, la aproximación indirecta también delimita la historia térmica de las series de relleno de cuenca si esas series han sido suficientemente calentadas como para perder su carácter detrítico y pasen a ser series de sustrato rocoso.

Qué ofrece GeoLogin 3G

 

Pongo a vuestra disposición 15 años de experiencia en reconstrucciones de historias térmicas de diferentes sistemas orógeno – cuenca más 15 años de pensamiento lateral. Todos los proyectos que nuestro equipo inició fueron concedidos por instituciones nacionales o empresas del petróleo y gas. Poseo una amplia visión de lo que sucede hoy en día en los centros de investigación de todo el mundo y siempre le voy a proponer alternativas.

 

La determinación de la temperatura tope o el análisis de espectrometría Raman en pizarras carbonosas es el segundo método que estoy utilizando. Fue desarrollado en 2002 y dimos el salto a él durante el proyecto TOPO-Atlas (2006-2010) el cual estudió la geodinámica del sistema Atlas y Sáhara de Marruecos (ver sección 2.3). La combinación de la espectrometría Raman y la termocronología permite la reconstrucción de los trazados térmicos dentro de las ventanas del petróleo (160-60ºC) y gas (200-160ºC) e incluso hasta los 310ºC en determinadas circunstancias. Ir más allá de los 200ºC es una novedad ya operativa en la exploración de petróleo y gas.

 

Las reconstrucciones térmicas pueden realizarse desde un afloramiento o muestra de sondeo, en onshore o en offshore. La reconstrucción de la historia térmica de un reservorio en niveles de calizas son imposibles de calcular debido a que no contienen apatita ni minerales con zircón. De todos modos, podemos solucionar esto analizando muestras adicionales combinado con pensamiento lateral. Aquí es donde forjamos nuestra propiedad intelectual.

 

GeoLogin 3G es única en términos de base científica y del 'feedback' que va a recibir. GeoLogin 3G es la única consultora que dedica muchos de sus esfuerzos en la investigación y desarrollo del relleno de cuencas sedimentarias usando todo el potencial de la termocronología de baja temperatura, la espectrometría Raman y las técnicas más convencionales como la cristalinidad de la Illita, la reflectancia de la Vitrinita y la evaluación petrográfica.

El huevo o la gallina?

Es muy importante tener en cuenta que una edad termocronología de 50 Ma no implica que algún evento haya sucedido hace 50 Millones de años! En comparación si se tritura un zircón para la datación de U/Pb (izquierda) sin considerar que éste contenía 3 o 4 anillos, la edad obtenida no tiene utilidad ya que éstos se han mezclado. Lo mismo ocurre en las edades termocronológicas.

 

La figura 2 ilustra esto. Los Fission-Track y las edades de U-Th/He en Zircones están entre 190 y 170 Ma que nos indica una rápida erupción volcánica con temperaturas superiores a 300ºC cerca de la superficie hace 140 Ma. Por otra parte los Fission Track en Apatito (150 Ma) y la edad del U-Th/He (18 Ma) en Apatito son el resultado de complejos trazados dentro de sus zonas de retención (térmica) también llamadas zonas metaestables de temperatura (Fig. 2; ver 'metodos'). Ambos son edades mezcladas. Son necesarias mediciones adicionales, fuentes de información como la geoquímica de los minerales y relaciones geológicas para generar una historia térmica precisa.

Figura 12: espectro Raman representativo de material carbonoso a lo largo de 4 localizaciones en los Alpes para su calibración.